Estrategia, Técnica y Táctica

 

Conceptos para la evolución del jugador

 

entrenador

El fútbol contempla tres conceptos que son básicos y fundamentales para todo entrenador:

La Estrategia, la Técnica Y la Táctica

Concepto de estrategia:

 La estrategia es el proyecto o programa que se elabora sobre determinada base, para alcanzar el objetivo propuesto.

 

– Características:

 

1-    Se determina a partir de una caracterización preliminar de los factores que condicionan el establecimiento de objetivos. 

 

Debemos cuestionarnos:

 

¿Con qué constamos?

 

¿A qué nos enfrentamos?

 

¿Bajo qué condiciones externas se realizará el enfrentamiento?

 

En este cuadro podemos ver una guía de factores que nos ayudarán a reponder estas cuestiones para poder desarrollar posteriormente nuestra estrategia de juego.

 

Concepto de táctica:

 

La táctica es el proceso en que se conjugan todas las posibilidades físicas, técnicas, teóricas, psicológicas y demás, para dar una solución inmediata a las disímiles situaciones imprevistas y cambiantes que se crean en condiciones de oposición. (Alan Alvarez 2002)

 

Características de la táctica deportiva:

 

– Se determina a partir del accionar del oponente.

 

– Solo puede ser aplicada por el atleta en condiciones de oposición.

 

– La persona que la realiza se relaciona con el oponente.

 

– Tiene como finalidad el logro de objetivos parciales, a partir de situaciones.

 

 – La evaluación se hace a partir de la efectividad lograda.

 

– Se pone de manifiesto en los deportes de combate y juegos deportivos.

 

– Exige de acciones lógicas, con extrema inmediatez.

 

Concepto de técnica:

 

La técnica se define como la ejecución de movimientos estructurales que obedecen a una serie de patrones tempo-espaciales modelos, que garantizan la eficiencia.

 

Características de la técnica deportiva:

 

– Se determina a partir de la estructura funcional modelo.

 

– Solo puede ser aplicada por el atleta.

 

– La persona que la realiza se relaciona con factores tempo-espaciales.

 

– Tiene como finalidad la ejecución de estructuras funcionales.

 

– La evaluación se hace a partir de la cantidad de errores que se realicen en su ejecución con respecto a la estructura modelo.

 

– Se ponen de manifiesto en todos los deportes, pero de forma determinante, en los pertenecientes al grupo de arte competitivo

 

Desarrollo y evolución de estos aspectos

En primer término, deberíamos desarrollar las distintas fases evolutivas en el desarrollo del deportista. Platonov divide al proceso de evolución en distintas fases, a las que nosotros relacionaremos enseguida con las distintas categorías del fútbol en nuestro país.

 

Previo al comienzo de las fases de este autor podemos decir que existe una fase previa, la cual podríamos ubicar entre los 5 y 8 años.

 

Platonov divide entonces al proceso en primer lugar en una fase de preparación inicial que va de los 8 a los 11 años que coincide con la fase prepuberal y siendo estas los últimos 3 años del fútbol infantil.

 

La segunda fase coincide con el inicio de la adolescencia y es llamada Fase de preparación de base que abarca de los 11 a los 13 años dándose aquí la transición del fútbol 7 al de 11 jugadores variando significativamente las cuestiones referentes a la táctica.

 

Ya iniciado el fútbol oficial, pasamos hasta los 17 años a la fase de la preparación específica de base para finalizar a partir de esta edad con la fase de realización máxima de las posibilidades del deportista.

 

Fase de 5 a 8 años: Debemos considerar una etapa inicial debido a que hoy en nuestro país, los niños de 5 años ya están jugando fútbol en clubes de barrio o escuelas. Las opiniones y miradas relacionadas al fútbol en esta etapa son muy diversas.

 

Fase de 8 a 11 años: En la primera fase propuesta solo debemos remitirnos a desarrollar los conceptos básicos sobre el ataque y la defensa, haciendo comprender cuales son los objetivos de cada una destacando las posiciones básicas del juego en forma general.

 

Los equipos se dividirán en atacantes y defensores sin que determine esto un posicionamiento fijo, es recomendable que todos los jugadores conozcan el ataque y la defensa, inclusive el puesto de arquero.

 

En estas edades los niños aun no establecen un juego fluido, por lo que teóricos no recomiendan aún el juego competitivo y con dimensiones que todavía no se relacionan con el estado evolutivo de los jugadores.

 

Fase de 10 a 13 años: vemos un juego más fluido y continuo lo que permite darles a conocer a los niños en qué consisten los ataques y las defensas incluyendo las primeras nociones de marca y desmarca, creación de espacios libres, apoyos, profundidad y amplitud en cuanto a lo ofensivo; y, repliegue, permuta y basculaciones en cuanto a lo defensivo. Estos son los primeros pasos, son la base para la comprensión y desarrollo de algunos sistemas tácticos.

 

A los defensores y atacantes se les agregara la línea de volantes, algunos defensivos y otros ofensivos.

 

En el caso del portero, se amplia su área de juego y las dimensiones del arco por lo que deberá comenzar a relacionarse con su “casa” y saber que allí manda el, es necesario comenzar con una especialización de este puesto.

 

Desde aquí, y una vez comprendidas los sistemas de juego básicos como el 4-4-2 se podrá avanzar hacia una progresión de la táctica, el sistema de juego con la pelota en movimiento, quienes estarán fuertemente ligados a las técnicas y las estrategias, individuales y grupales.

 

Todo esto se ira intensificando y complejizando, entrarán en juego los factores externos al propio equipo como el equipo rival y sus tácticas y estrategias, el clima, las dimensiones de cada campo de juego, árbitros, publico etc. etc.

 

A todo esto, el autor Francisco Perez Bardají propone un modelo de intervención técnico- táctico que consiste en una evolución de ambas características sin poner una edad como un inicio ni una de fin, ya que puede comenzarse en cualquier momento y no es un circuito cerrado porque se puede parar y volver hacia un contenido para reforzarlo.

 

La primera fase del trabajo pone el acento en la técnica y posteriormente se acomete el apartado táctico.

 

Este proceso propuesto por Perez Bardají se divide en 5 fases divididas en 2 grandes grupos. En el primer grupo predomina la técnica y comprende 3 fases denominadas:

 

el balón y yo:

 

se deben realizar tareas referentes al golpeo con el pie, con la cabeza, la habilidad y la destreza y la conducción de la pelota; además de la práctica de jugadas simples con balón quieto como los penales, los corneas y los tiros libres directos e indirectos.

 

el balón mi rival y yo:

 

sumaremos a estos trabajos los de regate y tiro, entradas y cargas.

 

el balón, mi rival, mi compañero y yo:

 

encontramos el primer componente táctico, los ataques en general, sumándose a los técnicos pases y relevos.

 

El segundo grupo comprende dos últimas fases denominadas:

 

el balón, mis compañeros, mis rivales y yo:

 

La cuarta fase nos presenta una mayor heterogeneidad de tareas predominado ya las tareas tácticas como los apoyos y ayudas, cambio de ritmos, espacios libres y su creación, las paredes, el 2-1, el marcaje la cobertura y la permuta.

 

el balón y los equipos:

 

Por ultimo, la fase  denominada ”el balón y los equipos”  encontramos solo componentes tácticos ya de mayor complejidad como el pressing la amplitud y profundidad, el repliegue y las basculaciones.